RSS

EL COMIENZO DEL NUEVO LIBRO.

02 May

 

Laura soñaba con él, con aquel joven rebelde, que aún sin conocerle, la tenía atrapada, no se le iba de la mente.

Lo veía en sueños, lo sentía presente. pero nunca lo vio pasear entre la gente.

Un frenazo la hizo volver a la realidad, ¿qué ocurría?,  se dio cuenta que era un accidente, dejo su coche aparcado en el arcén de la carretera, abrió su maletero y cogió algo, se abrió pasa entre la gente, hasta llegar donde estaban los coches accidentados.

-Por favor me dejan pasar soy médico.

Le abrieron paso, había dos coches implicado, el conductor del primero, había fallecido, estaba inerte tumbado en la carretera, no llevaba cinturón, y su cuerpo salió despedido por el cristal, se quito su chaqueta y cubrió su rostro, por él no podía hacer nada. Cuando vio que el segundo coche viajaba una familia al completo, una lagrima cayó por sus mejillas, al comprobar, que la conductora, que supuso que era la madre, había dejado la vida en aquel maldito accidente, del que ella no había sido culpable, en el asiento de atrás un bebe regordete no dejaba de llorar, comprobó que estaba bien, lo saco, y a un señor que estaba a su lado se lo entrego. Al mirarle a la cara, vio que la sangre corría por su rostro, pero no se quejaba, simplemente abrazo al bebe, y miraba hacia la conductora………………

-amor mío no me dejes, no puede ser.

Agarro fuertemente a Laura, y a gritos le preguntaba:

-¿y Marina?, falta Marina.

Laura corrió hacia el coche, efectivamente había dos asiento, miro una y otra vez dentro del coche, pero no había más niños.

Llegaron los de atestado, llego la ambulancia, y vio que eran de su hospital:

-Laura ¿estás bien?, ¿y esa sangre?.

-No te preocupes Manuel no es mía. Los conductores han fallecido, ese señor esta herido, el bebe no le ocurrió nada, pero dice que donde está su hija, no había nadie más en el coche.

Manuel se dirigió a los agentes de atestado, le comento lo que le había dicho Laura. Tres horas después la autovía estaba como si no hubiera ocurrido nada, habían peinado la zona, y no había encontrado la niña, el bebe y el padre habían sido trasladado al hospital. Llego a su coche, y se dio cuenta que con las prisas, había dejado el coche abierto, con la puerta sin encajar, dejo su maletín en el maletero, encendió el coche y al mirar por el espejo, se dio cuenta que algo se movía bajo su abrigo que estaba en el asiento de atrás. Bajo del coche, abrió la puerta, y al levantar el abrigo, vio a una niña de unos cinco años, temblando, tenía una gran herida en el brazo, pero no se quejaba, se dio cuenta que había encontrado a Marina.

Cuando llego al hospital, la tomo en sus brazos, le dio las llaves  del coche al seguridad de la puerta, y entro corriendo en urgencias, Manuel la vio.

-Esta es la pequeña que hemos estado buscando, estaba dentro de mi coche bajo mi abrigo.

Al depositarla en los brazos de Manuel, cayó al suelo, se desplomo.

¿Qué le había sucedido?, pensaba mientras observaba por los cristales como operaban a la pequeña. Se dio cuenta que no estaba sola, ¿pero quién era el que estaba allí?. Se acerco, y entonces descubrió que era el padre de la pequeña, ahora tenía su cara limpia, le habían dado varios puntos de sutura.

-Gracias por encontrar a mi hija.

Laura no daba crédito a lo que sus ojos veían, era él, con el que tanto había soñado.

-Hemos tenido suerte, no se preocupe por su herida, parece grave, pero el doctor que la está operando, es el mejor de todo hospital.

Termino la operación, y lo acompaño hasta la sala de despertar, vieron que la pequeña se encontraba bien.

En ese momento una enfermera se acerco hacía él:

-el pequeño lo necesita, está muy nervioso.                          

Fue a darle un beso a su pequeña, y le pregunto a Laura:

-¿Porque esta tan fría?.

Ella la toco, efectivamente estaba fría pero miro los valores de las maquinas y todas estaban bien, le tomo el pulso y lo encontró. Miro hacía él, y le sonrió.

-Está bien, la temperatura es normal, su corazón late, no te preocupes.

-Me llamo Damián, gracias por todo,

– es mi trabajo, soy Laura, vamos a ver que le ocurre al bebe.

Llegaron a la sala, donde estaba Pablo, que no dejaba de llorar, cuando llegaron a su altura, su padre lo tomo en sus brazos, y en ese momento dejo de llorar, y dejo paso a una gran sonrisa.

-Vaya, lo que ocurría es que necesitaba el calor de su padre.

Lo miro, y sonrió. Él  deposito al bebe entre los brazos de Laura, quien hasta en ese momento no se había dado cuenta, que era una preciosidad, tenía unos maravillosos ojos, como su padre, salió de sus pensamientos cuando Pablo con sus regordetas manos la estaba acariciando.

-¿Cuantos meses tiene?.

-Seis, ha sido un milagro que a él no le ocurriera nada, ¿tienes hijos?.

-No, no tengo hijos, le he dado tanta importancia a mi trabajo, que mi vida privada la he dejado de lado.

En ese momento entro Manuel, su compañero, el que auxilio a los accidentados.

-Lo siento Laura, no hubiera querido verte en estas circunstancia.

Le dio un cariñoso beso, y en ese momento una enfermera lo reclamo.

-Doctor otro accidente, le toca ir, hay fallecidos.

Laura no comprendía, porque Manuel había acabado en las ambulancias de carretera, uno de los peores puesto.

Pablo la hizo volver a la realidad, y miro en ese momento a Damián.

-¿qué tal estas?.

-Maldigo este día, maldigo la carretera, he perdido a mi mujer, y me he quedado solo, con dos niños muy pequeños.

-Lo siento, ahora tendrás que tirar para adelante por tus niños.

Dejaron al pequeño que se había quedado dormido en la cuna, y Laura pidió a las enfermeras que lo vigilaran, que iban a comer algo.

Cualquiera que los hubiera visto, dirían que eran dos viejos amigos que se habían reencontrado.

II

 

Habían transcurrido siete días cuando Laura vio a lo lejos a Damián, quien al verla se acerco a ella.

-¿No se ha enterado doctora?, Marina se ha marchado con su madre.

Lo miro, y sin saber porque lo abrazo.

-Lo siento, ha debido ser muy duro para ti.

-No lo entiendo, se encontraba muy bien, la herida estaba cicatrizando rápido.

-¿y Pablo?,

– muy bien, lo he dejado en la guardería, tenía que regresar a mi trabajo, y no tenía con quien dejarlo.

En ese momento llego Manuel, quien traía un gran sobre, que le entrego a Laura.

-Bueno, pues vais a ser los primeros en saber, que me trasladan de destino, hace seis meses solicite ir a Etiopia, y salga dentro de un mes.

Manuel la abrazo, sabía de antemano que Laura llevaba varios años intentando tener la experiencia de ejercer en el tercer mundo.

-Me alegro por ti, pero no por mí, te voy a echar de menos, aunque hacía tiempo que no nos veíamos, cuando volví a encontrarte aquel día en el hospital, después de varios años de separación me alegre muchísimo. Después este maldito destino, ha querido que volvamos a encontrarnos, hubiera preferido esperar, pero no soy yo quien dicta el destino de la gente.

Laura se acerco y le dio un cariñoso beso, Manuel dio media vuelta, y desapareció.

-Vaya (dijo Damián), tenía la intención de invitarla a que me acompañara a recoger a Pablo a la guardería, e invitarla a tomar algo.

Laura sonrió.

-Espera.

La vio desaparecer tras el mostrador de urgencias, y al momento salió, se había quitado la bata, soltado el pelo, entonces se dio cuenta de que eran joven, una joven muy hermosa.

-Vámonos.

Llegaron a la guardería, recogieron a Pablo, que inmediatamente estaba en los brazos de Laura, y jugaba con su pelo, le acariciaba la cara, y sonreía.

Pasaron una agradable tarde, parecían una familia muy unida,  cuando el  dolor por la pérdida de Marina era latente.

-Nunca pensé que sería tan fuerte, ver como mi mujer marcho de mi lado, y ahora mi pequeña, pero yo las cuidare todos los días, no dejare que lo pasen mal. Además tengo a Pablo, y te he conocido a ti.

Laura sonrió, y vio como él acariciaba su mejilla, ella se estremeció, él lo noto.

-Gracias, estaba últimamente muy sola, me ha venido bien salir, compartir estos momentos contigo, y con mi precioso Pablo.

No fue la única salida, se repitió a  diario.

¿Que opinais? me interesa vuestra opinión.

Anuncios
 
3 comentarios

Publicado por en mayo 2, 2011 en BLOG

 

3 Respuestas a “EL COMIENZO DEL NUEVO LIBRO.

  1. Rosario

    mayo 7, 2011 at 1:33 pm

    Oye me enganchan tus historias,esta es muy intrigante hasta el final;pero con un bonito y dulce sabor de boca.

     
  2. Pharme557

    noviembre 18, 2011 at 12:33 am

    Hello! bddeacd interesting bddeacd site! I’m really like it! Very, very bddeacd good!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: