RSS

TRAFICO AL DESCUBIERTO

23 Mar

 

 

TRAFICO AL DESCUBIERTO

 

 

QUIN COTRINA RINO

Todo es fruto de mi mente…………..

invención de una mente,

que quiere ser libre,

volar contra el viento,

liberándose del ocupa,

que lleva en sus adentro.

Madruga solo para verla, hace ya seis meses que únicamente piensa en ella, no ha cambiado ni una palabra con ella, solo una mirada a través de la visera de sus  cascos, mira el reloj con nervios, queda veinte minutos. Cuando sale del cuarto de baño, llevando una toalla atada a su cintura,

 se mira en el espejo, y se toca la cicatriz, que tan malos recuerdos le traen,  y recuerda con tristeza, que han pasado cinco años, desde que perdió a sus padres, eran mineros de Asturias, llevaban toda su vida bajo tierra, había intentado convencerles que dejaran ya de trabajar, habían ahorrado lo suficiente como para vivir los dos años que le quedaban para jubilarse, pero decían que no, que ese dinero era para él, su único hijo, por mucho que intento convencerles no lo logró……………………pero no quiere recordar más, prefiere olvidar aquello que tanto daño le hace.

Como cada mañana, como si de una cita se tratara, la ve doblar la esquina, el semáforo esta en rojo un día más cuando para a su lado, una mirada, es todo lo que consigue de ella, la acompaña hasta el final de la avenida, y el gira a la izquierda, ella sale de la ciudad.

Hoy no tiene que trabajar, aprovechará la mañana para llenar el frigorífico, comprar un regalo para la nieta de Juan, su jefe, el mejor amigo de su padre, no olvidará el día que le dijo,

-¿quieres ser bombero?, era tu sueño de pequeño……………tenía veinticinco años, cuando termino por fin la carrera, ya era cirujano, un cirujano que no pudo hacer nada por sus padres…………….abandono todo, su trabajo, sus amigos, se encerró en casa, no quería ver a nadie, pero Juan llamaba cada día, estaba preocupado, tenía que hacerle ver que la vida sigue, y ante la negativa de volver al trabajo en el hospital, se le ocurrió hacerle esa pregunta……………que cambio su vida, el hospital perdió a un gran cirujano, y el cuerpo de bomberos gano mucho con su incorporación, el sonido del móvil le hizo volver a la realidad, cuando lo cogió vio que era el número de Juan:

-Estoy de descanso y no he olvidado que hoy es el cumpleaños de la pequeña Elena,  a las seis en tu casa……..

-Mario tenemos un aviso, se que juraste no pisar más aquella mina, pero te necesito, hay doce mineros atrapados en su interior, aunque no bajes, quiero tenerte allí, al fin de cuentas, además de bombero eres médico……………….

No habían pasado ni veinte minutos cuando se subió al camión junto a David, el hijo de Juan, que era como el hermano que siempre deseo tener,

-¿has madrugado para verla?.

Como respuesta una sonrisa.

Ya han llegado, al bajarse del camión, David se da cuenta que algo le sucede a Mario, Juan también se ha dado cuenta,

-se que es duro volver aquí, pero lo tienes que superar, por eso te he hecho venir, pero si no te encuentras bien, lo comprendo, no vengas quédate……..

-ella está aquí,

-¿Quién? (pregunta David).

Mario señala la moto, inmediatamente Juan y su hijo comprenden,

-¿de quién es esa moto? (pregunta Juan a un minero que sale a su encuentro)

-es de Belén, pobre chica, perdió a su padre y a sus dos hermanos hace tres años, y hoy es ella la que está atrapada,

-¿en qué planta ha sido?,

– en la planta octava,

Mario sabe que cada minuto es importante, mira a Juan,

-yo bajaré,

-de acuerdo, ¿cómo podemos bajar?,

-el ascensor no funciona………

-Mario ten cuidado, ¿estás preparado?.

Afirma con la cabeza, seguidamente lo ven desaparecer por el hueco del ascensor, no saben en qué planta se paró, a partir de la planta quinta todo es oscuridad, cuando llega a la sexta, ve el ascensor, abre la trampilla, y se introduce dentro, cuando fallecieron sus padres el ascensor estaba parado, alguien lo había manipulado, pero desde fuera de la mina, y comprueba que hoy ha ocurrido lo mismo:

-Juan, ya he llegado al ascensor, podéis bajar por el, que lo pongan en marcha, ha vuelto a suceder, alguien lo ha manipulado desde fuera, sigo avanzando

-ten cuidado.

Mario ha llegado a la planta octava, hay muchísimo polvo, humo, oye toser a alguien,

 -ayuda por favor, 

-tranquilo ya estoy aquí, abre su macuto, (extrae una máscara con una pequeña bombona de oxigeno, se la pone y le pregunta) ¿y los demás?,

Dirige su mirada hacía donde está mirando el asustado minero, y ve que el derrumbe ha atrapado de pleno a varios mineros, en ese momento llegan sus compañeros, David le pregunta,

-¿y los demás?,

-hay varios ahí, pero tendremos que apuntalar antes toda la galería, esto no es seguro.

Ya han apuntalado, han podido sacar los cadáveres de seis mineros, habían quedado atrapados doce, faltaban cinco, una voz apagada pide ayuda…………dirigen un foco en dirección de donde procede la voz, ven con horror como una chica, casi sin fuerzas, sujeta una cuerda, cuando llegan a ella, descubren que en el otro extremo que cae por una grieta, hay una persona,

-súbanla, no tiene fuerzas…………

Son las siete de la tarde, cuando un agotado Mario respira aire puro de nuevo, han logrado rescatar a cinco mineros, David se acerca a él:

-la que sujetaba la cuerda era Belén, la han llevado al hospital, ¿Qué tal estas?

-bien, cuando pasemos por el hospital me quedo,

-¿con esa pinta?, nadie se fijaría en ti.

Cuando el camión paro junto al hospital, Juan le coge del brazo:

-ella estaba bien, pero la obligaron a venir, quería dar las gracias, a la persona que la había salvado, suerte………………..

Al intentar acceder al interior del hospital, le dan el alto, la verdad con la pinta que llevaba no le extrañaba,

-perdone, soy bombero y vengo a interesarme por los mineros que han traído………..

-¿Mario?…………

se da media vuelta y se encuentra con Ana, la mejor cirujana del hospital, la que le enseño todo lo que sabía, le da un gran abrazo,

-¿cómo estas Ana?,

-bien, agotada, te echo de menos, me entere de lo de tus padres, fue un duro golpe para ti, he de decirte que………….no se te fueron porque cometieras un error, ni yo les hubiera podido salvar, no olvides que cuando quieras aquí estamos. ¿Qué haces aquí?,

-ocurrió otro accidente en la mina, en la misma mina, han traído aquí a  los mineros, vengo a ver a una chica.

Ana se da cuenta que esa chica le interesa,

-bueno, me alegro de haberte visto, no olvides que aquí estamos y que te                              

 necesitamos.

La ve alejarse, y el llega a la sala donde le han dicho que esta Belén, la sala esta como siempre, llena, la busca, y no la ve, todo el mundo le mira, la verdad, llama la atención, su metro noventa, su cuerpo bien formado, enfundado aún con la ropa de bombero, muy sucio, alguien le ha tocado la espalda, se vuelve y la ve, ella también está sucia,

-gracias, si no me llegas a encontrar, hubiera caído por la grieta, pues lo que tenía claro es que no iba a dejar caer a María, me han dicho que está bien.

-y usted, ¿se encuentra bien?,

-si gracias a usted, bueno me han dicho que me puedo marchar, iba a ir a la tienda de una amiga para que me dejará dinero, coger un taxi e irme a casa,

-no se preocupe, si se fía de mí, yo la llevare a casa, vivo cerca de aquí, cogeremos mi coche y yo mismo la llevare,

-no, hoy he nacido otra vez, me encantaría celebrarlo con usted, quiero invitarle a cenar, usted ha hecho posible que ahora este aquí.

Lo rodea con sus brazos, y  le dice…………..

-sé quién eres, me di cuenta cuando me cogiste en brazo, tras la visera de tu casco……….descubrí los ojos que en los últimos seis meses veo a diario.

Mario la abraza con fuerza, van solos en el ascensor, la mira y ve como ella le ofrece sus labios, sin pensarlo la besa, la mira y ve como ella sonríe, la vuelve a besar, pero el ascensor se para y se abren las puertas, salen, llama la atención, la verdad es que van muy sucios,

-todo el mundo nos mira,

-no es para menos, la verdad es que necesitamos un baño,

-bueno, si no te importa que me bañe en tu casa, recuerda que te he invitado a cenar, ¿por cierto?, te he besado, voy a invitarte a cenar, me voy a bañar en tu casa, ¿cómo te llamas?,

-Mario, por supuesto, te puedes bañar en mi casa, (la atrae hacía él, y la besa, este beso es distinto al del ascensor, es un beso con una gran pasión), Belén, no sabes el tiempo que llevo esperando esto. Estoy pensando, (la mira, es un sueño hecho realidad), que no tengo ropa de mujer en casa, vivo solo, (sonríe).

-No te preocupes, ahora vuelvo.

 La ve cruzar corriendo la calle, la ve entrar en una tienda, se acuerda que ha dicho que no tiene dinero, cruza la calle y entra en la tienda en la tienda que ella ha entrado.

-Cristina te presento a Mario, mi salvador, Mario esta es mi prima. Bueno preciosa gracias por esto, (y levanta una bolsa, llena de ropa).

-Belén, por favor, hoy has tenido suerte, no vuelvas a la mina, ellos quedaron allí su vida, no quedes tú la tuya.

Mario ve como se abrazan, y piensa en las palabras que acaba de oír, tiene que convencerla de que no baje más, salen a la calle, van cogido de la mano, hacen una bonita pareja.

Llegan a casa de Mario, y ella se queda sorprendida, lo tiene todo perfecto,

limpio, ordenado, nada fuera de su sitio.

-Bueno bienvenida a mi casa, (abre una puerta), si vamos a cenar fuera, beberemos y no podremos coger un coche, te puedes quedar a dormir aquí, hay tienes un cuarto de baño.

Ella se acerca, lo pone a cien, tiene que darse una ducha, si no ella notara lo que no debe, nuevamente se están besando, es un beso distinto, lleno de pasión, pasión que empieza a notarse bajo el pantalón, la retira un poco………….

-para, no sigas, no puedo más, y no quiero ir demasiado deprisa, llevo seis meses esperando que esto suceda, señorita a la ducha.

El se está duchando, cuando la ve completamente desnuda  a su lado,

-Belén  no soy de piedra………….

No lo deja seguir hablando, se besan y una y otra vez, Mario no puede más, no puede controlar su deseo, ella se ha dado cuenta de ello, y se arrima aún más. No sabe de dónde saca fuerzas, la aleja:

-no, te he dicho que quiero ir despacio, eres alguien importante en mi vida, parece una locura lo que te voy a decir, yo te quiero, aún sin conocerte, te quiero……….

-somos adultos, para mi eres especial Mario, tal vez sea la adrenalina del día, pero tengo necesidad de hacer el amor, por favor, hazme tuya.

Es una locura, pero él la toma en sus brazos, la deposita en la cama, y empieza a explorar su cuerpo, besa cada rincón, la ve estremecerse de placer, le parece un sueño, algo que se ha hecho realidad.

Están abrazados, ha sido maravilloso, han soltado toda la adrenalina acumulada en su cuerpo. Ella está recorriendo con su dedo la cicatriz, sabe que la pregunta es inevitable:

-¿Cómo te la hiciste?…………..

Lo ve como su semblante ha cambiado,

-lo siento no debí  de preguntar,

-no, no importa, me la hice hace cinco años, en la misma mina de donde te rescate, entonces no era bombero, pero quise bajar a la galería seis, mis padres estaban atrapados en ella (la mira, ve como sus ojos se llenan de lagrimas), mi inexperiencia, mis ansias por llegar donde estaban ellos, no me di ni cuenta pero………….cuando subí llevaba la camisa rota y completamente llena de sangre………….

-¿y tus padres?,

-se quedaron en la mina, no pude hacer nada por ellos…………….

-recuerdo tu historia, mi padre nos la contó el día que sucedió, pero hay algo que es diferente, el hijo era médico, no bombero……………..

La mira, la besa y ella se da cuenta que no quiere seguir hablando de ello.

-No quiero que vuelvas a la mina, no quiero perderte, hoy has tenido suerte.

-Tengo que ir, la muerte de mi padre y hermanos, no fue un accidente, igual

que la de tus padres, lo mismo que la de hoy, hay alguien que es culpable y mí obligación es desenmascararlo…….

La besa nuevamente,

-NO, deja que la policía haga su trabajo, tú no debes regresar a la mina,

-Mario, tú lo has dicho, deja a la policía hacer tu trabajo, es lo que estoy haciendo.

Ahora comprende, porque aquella minera había logrado con tanta maestría sujetar a su compañera, con la habilidad y experiencia de una policía.

-¿Trabajas mañana?

-no hoy tenía descanso, voy a llamar a Juan un momento. ¿Cuándo vuelves a trabajar?…………..

-no iré hasta el lunes, mañana visitare a mi madre, (su semblante se vuelve triste), está en una residencia, el mazazo que supuso la muerte de mis hermanos y de mi padre acabaron con ella, no sabe quién soy, ni en qué día vive, esa mina se llevo a toda mi familia.

Le da un beso en la frente y acaricia su mejilla,

-voy  a preparar la cena.

Belén lo mira, que locura, ve como el sale del dormitorio, y lo oye hablar por teléfono, está hablando con Juan,  no ha pasado ni un cuarto de hora  cuando entra en la habitación, la mira, que bien le queda su camisa blanca, bastante grande, pero resalta al máximo su piel morena, la toma en  brazos y la deposita en una silla.

Ella lo mira, sonríe y le dice:

-¿sabes?, eres mi hombre perfecto, sabes hacer de todo……………..

El sonríe, hacía tiempo que no sentía la felicidad que hoy su cuerpo expresaba, cuando terminan de cenar, saca una botella de cava, lo abre, llena las dos copas, y brindan.

Se han bebido dos botellas, no sabe si es por el alcohol o porque pero, han terminado haciendo el amor en la alfombra……………

 Mario se despierta a las once menos cuarto, se queda sorprendido de haber dormido tanto, ella aún duerme, se levanta despacio, se ducha, y va a la cocina a preparar el desayuno, cuando esta casi terminando, ella lo rodea con sus brazos,

-buenos días princesa, ¿has descansado?…………

-sí, cuando desayunemos tengo que ir a mi casa,

-¿te acompaño?,

-no, gracias.

Terminan de desayunar, ella se ducha, y cuando se dispone a marcharse, él la toma entre sus brazos,

-¿vienes a comer?

Algo no marcha, ella lo mira seriamente…………

-no, gracias por la maravillosa noche, pero no puedo atarme a nadie, tengo que resolver lo que está sucediendo en la mina, tal vez cuando todo termine, si me esperas……….lo siento.

Le da un beso en la mejilla, y ve como él tiene el rostro endurecido………sin mediar palabra, para no hacerlo más difícil, abre la puerta y se marcha.

Mario, no puede creer que después de una maravillosa noche, todo termine así.

El lunes coge la moto para ir a trabajar, a la misma hora en que se encontraba con ella, pero no la ve. Tras cuatro meses sin verla, se está volviendo loco, tiene que dar un cambio radical a su vida. Ya lo ha decidido, irá a ver a Pedro, compañero de carrera que desde que termino la especialidad, estaba en una ONG, pero primero tiene que hablar con Juan.

Llega a casa de Juan, cuando le abre la puerta, se extraña de verle allí,

-¿qué  ocurre?,

Entra, se sientan y Mario le comenta que se marcha, que no puede seguir así, intentado localizar a Belén, pero no lo ha conseguido, se está volviendo loco.

-No olvides que aquí me tienes, ten cuidado, si necesitas algo llámame.

Juan lo ve marcharse en su moto, sabe que aquella chica significaba todo en su vida, y desde aquel día que ocurrió el derrumbamiento todo había cambiado.

Ha llamado a Pedro y lo espera a las cinco, decide que antes de irse, volverá a intentar ver a Belén, ¿pero donde la busca?, sabe que resolvió el problema de la mina, tenía razón había un responsable en los derrumbamientos, ella dijo que cuando lo resolviera, si la esperaba volvería, pero había pasado el tiempo y no había dado señales de vida. No la ha encontrado.

Llega a su cita con Pedro, y se lleva una grata sorpresa, con él están Laura y Mireya, saluda a Laura y a Pedro, deja a Mireya la última, estuvieron saliendo durante la carrera, hacía años que no la veía estaba esplendida,

-¿sigues soltero?, (le pregunta sin más)………

-sí, y tú ¿sigues casada?….

Niega con la cabeza, y para asombro de Mario deposita un beso en sus labios, Pedro y Laura contemplaban la escena, ellos dos llevan junto desde cuarto de carrera, tienen tres niños, por lo que se encargan de la ONG desde España………….

-Bueno Mario, ¿estás seguro de que quieres ir?

-sí, lo he pensado muchas veces y creo que ha llegado el momento de irme.

-yo también me marcho, me voy mañana, voy a Perú (dice Mireya).

-¿Dónde voy yo?, y ¿cuándo?.

-vas a Bolivia, vas a la zona más pobre y más necesitada, prepáralo todo, vas a las montañas, sales dentro de una semana.

Terminan de tomar la cerveza, y Laura y Pedro se despiden,

-¿has quedado con alguien guapetón?

-no,

-pues te invito a cenar,

Se cuelga de su brazo, quien los viera creería que se trataba de una feliz pareja. Durante la cena, hablan y hablan, beben y brindan por su nuevo futuro, ella ya ha estado en Ecuador durante tres años, fue tras divorciarse, le cuenta que la dejo por otra, pero que se alegra de estar nuevamente soltera y que el siga soltero.

Después de tomar unas copas,

-¿vamos a tu casa?………………

Mario, la mira, no ha cambiado, sigue tan loca como siempre, recuerda que lo suyo se termino, cuando la descubrió besándose con otro en su habitación, le juro una y otra vez que no sabía lo que hacía, que había bebido más de la cuenta en la fiesta, que si él la hubiera acompañado nada de eso hubiera pasado, él no había ido, al día siguiente tenía un importante examen, llevaban saliendo dos años.

No había respondido a la pregunta, y ella esperaba una respuesta, espera no arrepentirse,

-sí, te invito a una copa.

Cuando suben en el ascensor, ella lo rodea con sus brazos y se funden en un gran beso, para el ascensor, ella sabe perfectamente lo que lo vuelve loco, en eso no ha cambiado,

-para loca, (vuelve a poner el ascensor en marcha) pórtate bien, tengo unas vecinas muy cotilla.

Pero ella no hace ni caso, ha conseguido desabrocharle todos los botones de su camisa, cuando llegan a la planta están tan excitado que no se dan cuenta que al final del pasillo, esta Belén, siguen besándose como dos locos, como si no hubiera pasado el tiempo, cuando cierran la puerta, Belén toma el ascensor con los ojos llenos de lagrimas, piensa que tenía que haber venido antes.

Suena el despertador, le duele la cabeza, no estaba acostumbrado a beber y en la cena bebió demasiado y después las cuatro copas tenían que haber sobrado, recibe un beso de Mireya, seguía siendo una magnifica amante, le había vuelto loco,

-tengo cuatro horas, antes de irme………………

y sin mediar palabra comienza a recorrer el cuerpo de Mario, ve como su cuerpo  responde, lo ve retorcerse de placer, la agarra del pelo, y ve como suplica………….

-¡PARA!,

Ahora es él, el que manda en la cama, sabe que es un gran amante y sabe todo sobre ella, disfruta de su cuerpo hasta que ya no puede más, cuando terminan, están agotados, han estado casi una hora disfrutando el uno del otro………….

-gracias, sigues siendo el mejor amante que he tenido en una cama (lo besa), me tengo que ir, menos mal que lo tengo todo preparado…………..

-quiero acompañarte al aeropuerto, una ducha rápida y estoy…………..

Acaba de entrar en la ducha, cuando ella se pega a él, enjabona todo su cuerpo, lo acaricia, el no pone resistencia. Se están vistiendo cuando él se da cuenta, que el fuego que sintió por ella, se está volviendo a encender, llevan un día juntos y es como si nunca se hubieran separado, pero su corazón dice no, lo que siente hacía ella, no es lo mismo que lo que Belén, pero prefiere olvidarla, se da cuenta que lo que está haciendo es utilizar  a Mireya…………..

-¿Qué me has hecho?, ¿cuánto tiempo estaremos sin vernos?, no puedo estar mucho tiempo sin ti………

 -hablare con Pedro, haber si me puede cambiar en unos meses, quiero intentar recuperar el tiempo, tengo que volver a conquistarte…………

El la hace callar con un largo beso, quiere más, es una locura, pero ha despertado al amante que fue, cuando estaban juntos, en el que no había nada prohibido…………ahora es ella la que lo para………

-voy a perder el avión, ah (se le escapa un gemido, Mario no para y ella tiene que pararlo, pero no puede), para…………

Pero no la deja seguir, la toma entre sus brazos, y la deposita en la cama, todo parece un sueño, como si no hubieran pasado los años, y fueran unos estudiantes, adictos al sexo, se besan apasionadamente y cuando terminan, ella pregunta:

-Mario, no te fallare otra vez, dame una segunda oportunidad.

 Ya han facturado las maletas, están junto al ventanal, fuertemente abrazados, sabe que lo único que les une es el sexo, pero la va a echar de menos, la mira,

-espérame en cinco días, he hablado hoy con Pedro y me ha dicho que me esperan dentro de veinticinco días, pasare quince días contigo, después cinco para descansar  y marcharme, estás loca ¿lo sabes?, no comprendo cómo tu marido te dejo por otra,

-con el no disfrutaba como contigo, y supongo que para él me convertí en una rutina.

Anuncian su vuelo, se funden en un apasionado beso,

-dentro de cinco días nos vemos.

La ve marcharse, y ve como no ha cambiado, y más de uno vuelve su mirada cuando se cruzan con ella, lo tiene todo, un cuerpo impresionante, una bonita cara, y una gran amante en la cama.

Suena el teléfono, es Pedro,

-Mario, el próximo vuelo a Perú es dentro de cuatro días o dentro de ocho, ¿en cuál te vas?

-dentro de cuatro días……………

– te ha atrapado nuevamente, (al otro lado del teléfono Pedro no para de reír), ten cuidado.

Cuelga el teléfono, Mario se tiene que dar prisa, tiene que vacunarse, el pasaporte y demás papeles se los preparaba la ONG.

Ya había facturado el equipaje, y estaba esperando para embarcar, pensó lo rápido que había pasado el tiempo, Mireya lo esperaba en el aeropuerto, sabía que esto era una nueva etapa en su vida, y hasta este momento no se dio cuenta, que no se había acordado de Belén, su cabeza no, pero su corazón le hizo saber que era ella quien estaba allí.

Han transcurrido doce horas desde que cogió el vuelo, cuando sale del avión, recoge su equipaje y se dirige a la salida, ve a Mireya, cuando llega a ella se funden en un abrazo, la mira, le da un gran beso.

-¿Cómo estás?……………

-Ahora bien, he reservado una habitación por dos días, pues cuando marchemos hacía mi destino, lo siento es muy difícil tener algo de intimidad allí.

Llegan a la habitación del hotel, Mario está agotado, decide darse una ducha, la llama, pero no viene, cuando termina, sale del cuarto de baño con una minúscula toalla blanca atada a su cintura, Mireya esta tendida en la cama, esta impresionante, su ropa interior negra, se tumba junto a ella, comienzan a besarse y………………….

Han estado sin salir de la habitación los dos días, Mario sonríe al recordar lo que han disfrutado, van en el ascensor, la rodea con sus brazos y le da un tierno beso………..

-¿sabes?, (la mira a los ojos), te he  echado de menos,

-yo también,

Mario se da cuenta que algo sucede……….

-¿Qué pasa?

Titubea antes de contestar,

-soy gilipollas, ¡oh no!, (se muerde los labios), no pasa nada………..

-te conozco y sé que algo te preocupa, ¿no me lo dices?,

-no, no es nada, (piensa que el retraso en su regla ha sido debido al viaje, al cambio de horario, lo besa) son tonterías de mujeres.

Salen del hotel,  se acabo el lujo, van a la realidad, a la dura realidad, Mireya ve una farmacia abierta y le dice a Mario que espere un momento, cuando regresa trae una pequeña bolsa………….la mira y deposita un dulce beso en sus labios.

Cuando llegan al lugar donde ella esta como voluntaria, la admira, es una locura, cuanta gente, ve que lo que compro en la farmacia era un chupete, para una pequeña de apenas dos meses, que perdió a su madre el día que vio la luz, quien la cuida es su hermana de apenas nueve años…….

-gracias por hacerla callar, me estaba volviendo loca. ¿Dónde has estado?.

-He estado a recoger a……

-hola pequeña, soy Mario, el novio de la doctora.

Mireya sorprendida lo mira, y él le guiña un ojo.

Cuando por fin termina, la atrae junto a él, la beso…….ella lo mira y le pregunta:

-¿somos novios?……

Él no contesta, la besa con toda la pasión, necesita amarla, tenerla a su lado.

Los días que han estado juntos, han pasado demasiado deprisa, ahora la despedida en el aeropuerto, ella lo agarra fuertemente, se pregunta cuánto tiempo pasara para volver abrazarse.

La ve llorar mientras se aleja a la zona de embarque, tiene que decirle algo, no puede alejarse sin más, cuando llega a su lado, la coge por la cintura, la mira……..

-eres importante para mí, cuídate.

Ella lo mira,

-tu vuelves a ser el centro de mi vida…………..no sé si me arrepentiré pero………..te quiero…………

Se besa con una gran pasión, cuando son interrumpidos por el último aviso para que embarque.

Mario lleva cinco meses trabajando al cien por cien, no tiene ni un momento, esta todo el día ocupado, en este tiempo no ha hablado con Mireya, no hay cobertura, sabe por Pedro que está bien, que ha solicitado que la envíen junto a él.

-Doctor, ayuda por favor………….

Es Anita, una de las enfermeras quien lo llama, su llamada es desesperada, cuando llega junto a ella, ve como tiene  a una niña de unos once años en sus brazos, esta toda llena de sangre, inmediatamente se da cuenta que…..ha sido violada, le toma el pulso, no tiene, mira a Anita…………

-lo siento, no puedo hacer nada por ella,

Anita cae desplomada hacia atrás, entonces se da cuenta que está mal herida, cuando la tiene en la mesa de operación, recobra el conocimiento, y en el último aliento de vida, hace un esfuerzo y le dice al oído……….

-denúncielo, el está violando a todas las niñas, párele los pies, el ha venido a ayudar, pero tras la bata se encuentra un violador, que me ha matado, ayude a las niñas………..

Ha utilizado las pocas fuerza que tenía, para denunciar, ¿pero quién es?. Está claro que quien sea es médico o alguien del equipo……….

-hola,

Al volver  ve a Mireya, la abraza, la besa, la mira……….

-¿Cómo es que has venido?………

-Pedro, me llamó ayer y me dijo que recogiera todo, que me mandaba aquí contigo, dice que te habías vuelto muy pesado, que cada vez que llamabas era para lo mismo………..

No la deja seguir la besa, una y otra vez…………

-espera un momento, tengo que arreglar los papeles, ella era enfermera, y alguien ha acabado con su vida.

Han pasado casi dos horas cuando por fin abandonan el hospital, lo ve cansado.

Han llegado a una pequeña pero acogedora casa, la abraza, comienzan a

besarse, ella lo para,

-espera te tengo que decir algo………..

-luego………….

No la deja seguir, cuando la tiene desnuda ante él, se da cuenta que algo ha cambiado…………

-no me has dejado decírtelo……….

Ante el tiene a una mujer embarazada, muy embarazada………

-no me has dejado decírtelo………

No la deja seguir, la calla con un gran beso, y acaricia su abultado vientre.

Terminan de hacer el amor, cuando ella dice:

-lo siento,

– no esto es maravilloso, (deposita un beso en su abultada tripa), ¿qué tal lo llevas?,

-ahora bien, pero ha sido muy duro, al principio creí que me moría, pero ahora ya estoy bien.

Mireya lleva dos meses en Bolivia, se ha dado cuenta que hay muchísimo trabajo, otra niña violada tiene ante ella, y siempre lo mismo, cuando llegan, ya  no pueden denunciar a su violador, simplemente sus fuerzas se han agotado.

Mario ha decidido investigar por su cuenta, se lo debía a Anita, se ha dado cuenta que todas las niñas son de la misma aldea, por lo que hoy que descansa ha decidido ir a ver qué  sucede, tiene una buena pista, tiene una bata.

Cuando llega, se sorprende al ver que tienen un buen centro sanitario, y muchísimo personal, y ha visto que en la aldea guardan silencio, ve que lo tiene difícil, nadie dice nada, se les ve el miedo en sus rostros……………

-¿le puedo ayudar?,

-sí, hace dos meses falleció mi enfermera, Anita, y venia a ver si me podrían asignar otra (sonríe, pero se da cuenta que no sirve de nada, la persona que tiene delante, ha debido de ver mucho sufrimiento a su alrededor)………….

-acompáñeme.

Han subido a la segunda planta, y se da cuenta que hay muchísimas puertas cerradas, cuando llegan al final del  pasillo, la diminuta mujer que le ha guiada, se vuelve y le dice:

-Espere un momento.

Tarda en salir, y cuando lo hace, le dice…………..

-lo siento no le puede recibir, Don Álvaro no puede perder el tiempo, dice que siga los trámites normales, que lo soliciten en administración……..

Mario esta tan enfadado, que decide regresar, no comprende cómo no lo ha recibido.

Trabaja sin parar, Mireya está a punto de dar a luz, no se queja pero él sabe que está agotada, se está duchando cuando oye que llaman a la puerta, y oye la dulce voz de Mireya…………..y seguidamente un portazo, cuando sale ve que se ha marchado, se queda extrañado de que no le haya dicho nada.

No ha dormido en toda la noche, está preocupado, no sabe donde esta Mireya, habla con Miguel, junto con ellos dos, es el único Español……….

-tú has estado de guardia, ¿no ha venido Mireya?,

-no, no la veo desde ayer que se marcho un poco antes, tenía molestias, le dije que el parto se acercaba, que si me necesitabais aquí estaba………..

-alguien fue anoche, mientras me duchaba, ¡oh Dios! ¿Dónde estará?.

Mario ya no puede más han transcurrido diez horas y nadie sabe nada de ella, Miguel lleva seis años en  Bolivia, y sabe que desaparecen muchas mujeres jóvenes en los últimos días de gestación y nunca más se vuelve a saber nada de ellas ni de sus bebes. Pero esta vez es distinto, a las dieciocho horas de su desaparición, unos campesinos descubren el cadáver de Mireya en una zanja, su cuerpo ha quedado al descubierto por las lluvias, la zanja está en una ladera y el agua ha arrastrado la tierra dejando al descubierto, los cuerpos de varias mujeres.

Cuando Miguel ve llegar a la policía sabe inmediatamente que no hay buenas noticias, preguntan por Mario………

-hola, soy Miguel, amigo de Mario, ¿han encontrado a nuestra compañera?………

­-¿Qué ocurre?, (pregunta Mario).

-la han encontrado.

-¿Dónde estaba?.

Miguel lleva tanto tiempo allí, que sabe que, cuando la policía visita al familiar más cercano de la desaparecida, no son buenas noticias………….

-lo sentimos, unos campesinos han descubierto varios cuerpos, creemos que el de la doctora está entre ellos, los traen hacía aquí, al hospital, hay que hacerles la autopsias………..

Mario se derrumba, no puede ser. Cuando llegan los cuerpos, es Miguel quien confirma que uno de ellos es Mireya, ahora tienen que prepararlo todo, para el traslado del cuerpo.

-¿Por qué ella?, me han robado a mi mujer, no han tenido en cuenta que estaba embarazada, no le han quitado la vida solo a ella, han privado de ella a mi bebe.

-Mario, mírame, algo está pasando, era Mireya, pero tanto ella como las demás mujeres, tenían practicada una cesárea, todas tienen eso en común eran mujeres en sus últimos días de gestación…………

Cuando llegan a España, Mario ve que lo están esperando, se abraza a Pedro, y a los padres de Mireya, está muy cansado, se le ve abatido.

Sale de la ducha, han pasado quince días, suena el teléfono, es Pedro…………

-Mario, ya está todo preparado, ¿seguro que quieres volver?,

-no olvides que alguien tiene a mi pequeña, tengo que encontrarla, y descubrir

que ocurre.

-bien, junto a ti y a Miguel va un policía, el gobierno ha decidido que os acompañe, pero eso si, solo ellos, tu y yo sabemos quien es, ira como un voluntario más, es uno de los mejores, es de la policía científica, espero que tengáis suerte y encontréis pronto a tu pequeña, por favor tener cuidado, salís mañana.

Cuando llega al aeropuerto ve a Miguel, se abrazan,

-¿Cómo estás?,

-bien, saber que mi hija está viva me da fuerzas, espero que la próxima vez que tome un avión, ella venga conmigo.

-Ten por seguro, que cuando regresemos vendrá con nosotros.

Se da la vuelta,

-Belén,

Se funden en un gran abrazo, y sin poder evitarlo Mario se derrumba, la tensión de los últimos días han hecho mella………..ella le susurra al oído:

-cálmate, te prometo que la encontraremos, igual que al asesino, me encargare de ello.

-Miguel te presento a Belén.

Este se da cuenta que entre ellos hubo algo, solo con ver sus miradas, y con qué fuerzas ella sujeta su mano.

Llegan a Bolivia, cuando llegan al hospital, todos les dan la bienvenida, pero nadie comenta nada, todos callan, si alguien sabe algo tienen tanto miedo, que prefieren callar, Mario sabe que alguien la tuvo que ver aquella noche, ha presentado a Belén como a su ayudante. En ese momento se acerca el director del hospital,

-Mario, estaba fuera cuando me entere, lo siento, sabes que le tenía un gran aprecio a Mireya. Miguel te trasladan a Perú, así nos lo ha comunicado la organización…

Los tres se quedan sorprendidos, acaban de llegar, no comprende como Pedro no les había dicho nada, deciden llamarlo, pero no tienen conexión, se encuentran aislados. Belén ha observado que el director es como un Dios, no saben si el personal lo admira o le tienen miedo.

No han logrado hablar con Pedro ni con la ONG, cuando Miguel coge el avión,

-permanecer siempre juntos, no os separéis, tened cuidado, y acordaros siempre juntos.

Cuando se quedan solos, Belén observa como Mario, tiene una expresión de rabia contenida.

-No lo entiendo, Belén, como es posible que lo trasladen tan pronto.

-A mi no me trasladaran, no pueden, no te preocupes, si tu hija esta aquí, la encontrare.

Le da un cariñoso abrazo, y cuando se disponen a abandonar el hospital, Belén se da cuenta, que no lo abandonan solos, una mujer les  sigue:

-Mario, alguien nos sigue, es una mujer pequeña, no mires para atrás, ah otra cosa, ¿me ayudaras a encontrar algún lugar para instalarme?.

-Mi casa es grande, creo que lo mejor es que no nos separemos mucho, quiero estar seguro de que estas bien.

Ella lo mira, aún se estremece, recuerda lo buen amante que es, pero no, esta vez son simplemente compañeros de trabajo.

Llegan a casa de Mario, vuelve a mirar para atrás, y ve que la mujer se acerca,

-señor, doctor por favor, (mira para atrás), soy hermana de Anita.

-Encantado, le presento a Belén, mi nueva ayudante, sentí mucho la perdida de su hermana, era una gran profesional, y una gran persona.

-Necesito hablar con usted.

Mario abre la puerta, Belén ve como alguien ha traído las maletas, tanto las de Mario como las suyas, se sientan, y la pequeña mujer comienza hablar.

-Mi nombre es Julisa, mi hermana esta muerta por mi culpa, le pedí ayuda, para las niñas, que a diario son violadas, por una bata blanca.

-Julisa, soy Belén, ¿creéis que el que viola a las niñas es médico?

-Mi hija murió entre mis brazos, y su último suspiro, me dijo, mamá ha sido la bata blanca, quien me ha hecho esto, cerro sus ojos, y me propuse que lo descubriría, tengo miedo, pues estoy convencida, que también se llevo la vida de Anita.

Mario la mira, le coge las manos, y con cariño le dice.

-No estas sola, ahora estamos aquí, pero tenéis que ayudarnos, no seguir callando, pues a las madres que matan cuando están a punto de dar a luz, para robarles el bebe. Julisa alguien tiene que saber algo.

-Claro doctor, pero tienen miedo, por ello siguen callando.

Han estado hablando, colaboraran los tres, para no levantar sospecha, contrataran a Julisa, para que limpie la casa, y así intentar descubrir lo que esta sucediendo.

-Muy bien, investiga pero con cuidado, no le cuentes a nadie nuestros planes. Hasta mañana.

Se quedan solos, que difícil momento, piensa Belén, pues sus sentimientos hacia el, no han cambiado, lo que le hizo sentir aquella tarde, sigue en ella viviendo.

-Bueno, supongo que estarás muy cansada, pues a mi me sucedió la primera vez que vine, pégate un baño, mientras yo preparo la cena.

Mario coge sus maletas, y las lleva a una de las habitaciones, ha estado tan preocupado, que hasta ahora no se da cuenta, que la tiene nuevamente a su lado, jamás le dijo a Mireya, que la  amaba, pues por ella sentía algo, pero no era lo mismo, que sentía por Belén.

Cenaron en silencio, el día había sido largo, estaban agotados, ella le dijo que se diera el un baño, que ella recogería la cocina. Termino de recogerla, y al girarse, se encontró con los ojos de Mario que la miraba. OH Dios mío, pensó ella, tenia el torso desnudo, el pelo mojado, que bella estampa. Ella le sonrío, pero estaba nerviosa………cuando a su lado paso, Mario la paro.

-Belén gracias, creo que eres la mejor ayuda que puedo tener en estos momentos.

Y sin decir nada, la abrazo, y un dulce beso en su mejilla deposito, se dio cuenta, que hubiera besado su boca, que la hubiera llevado hasta el cielo, la retira con cuidado, Belén esta llorando……………

-¿Qué te ocurre?.

-Regrese a buscarte, quería tenerte a mi lado, pero tarde tiempo, tu ya ibas acompañado, cuando te vi salir del ascenso.

No la dejo seguir, la tomo en sus brazos, la beso con dulzura, ella su beso correspondió.

-Iremos despacio, no quiero correr, te voy a decir algo, a Mireya, jamás le dije que la amaba, pues te llevaba a ti en mi corazón. Hasta mañana preciosa.

Le da un beso, y cada uno entra en su dormitorio.

Suenan los despertadores a la vez, se duchan, y cuando están desayunando, Mario, sonríe, desde hace tiempo no lo hacía, su hija estaba en algún lugar, pero hoy era feliz, sabía que Belén la encontraría.

Terminan de desayunar, y llega Julisa.

-Buenos días, ¿descansaron?

-si, hemos descansado

Contesta Belén, Mario esta en su dormitorio, ella se encamina hacia el, abre la puerta,  se esta subiendo los pantalones, se acerca hacia el, lo rodea con sus brazos, necesita amarlo, ha pasado tanto tiempo, el corresponde a sus besos……..

-para, esta Julisa, iremos despacio, ahora toca investigar, iremos al hospital central haber si descubrimos algo.

Cuando llegan, preguntan por el director, le dicen que esperen, pero nuevamente, le dicen que no puede recibirlos, cuando se disponen a marchar, ven a una niña que llega, no tendrá más de trece años, pero esta en un avanzado estado de gestación.

Deciden esperar fuera, tienen que hablar con la pequeña, pero cuando sale, va acompañada, por un hombre de unos cincuenta y tantos años, Mario se queda sorprendido, pues se da cuenta, que el director, no es otro que Álvaro, el hermano de Ana.

-Álvaro,

El director al oír su nombre se vuelve, y se queda sorprendido.

-¿Mario?

Se funden en un abrazo.

-Espera un momento, me tienes que contar que haces aquí, voy acompañar a María y ahora vuelvo.

-¿Quién es pregunta Belén?.

-Álvaro es hermano de Ana, la cirujana que me enseño todo lo que se.

Lo  ven venir de lejos,  ven como la gente le saluda, no saben muy  bien si con miedo o con respeto, cuando llega a su altura, le dice a Mario:

-Vayamos a mi despacho.

-Por fin me vas a recibir, (sonríe Mario), he intentado hablar dos veces contigo, y no me has recibido.

Cuando entran en el despacho, ven una pared con miles de fotografías de bebes.

-Sentaros por favor, y ahora Mario cuéntame que haces aquí.

Mario le cuenta todo lo sucedido con Mireya, pero no le cuenta quien es Belén, ha decidido que únicamente el sabrá quien es.

-Y ¿esta bella señorita?,(pregunta Álvaro).

-Perdona no os he presentado, ella es Belén, voluntaria española que me ha acompañado.

Una vez terminadas las presentaciones Álvaro se da cuenta, que no quitan la vista de la pared de los bebes.

-Ellos son los que me dan fuerzas para seguir aquí, son hijos de niñas, por que sus madres son eso, simplemente niñas violadas. Cuando llegue aquí decidí que, lucharía por ellos, por sus madres, así pude crear, la residencia “Una sonrisa………… el bebe de una niña”. Mario, es horrible al año las niñas que violan, a la mayoría las matan, otras viven, pero no tienen vida, y otras quedan embarazadas. He pedido ayuda al gobierno, pero nadie me tiende una mano. A veces siento que me siguen, pero mientras tenga vida yo, luchare por ellos.

Señala la pared. Mario decide preguntarle, que cree que pudo pasarle a su hija, lo mira:

– Esa es la pregunta que me he hecho muchas veces.  ¿Dónde están esos bebes?. He preguntado tanto al personal del hospital, se que alguien sabrá algo, pero todos tienen miedo. A las niñas le he preguntado, que quien les hizo daño, su respuesta siempre la misma, la bata blanca.

Mario le comenta entonces el caso de Anita.

-No es el primer caso, han desaparecido varios miembros del hospital. Bueno lo siento, me tengo que marchar.

Se despide de ellos……..salen los tres Álvaro saluda a un matrimonio joven, que deben de ser europeos.

Cuando llegan a casa Julisa los espera nerviosa.

-¿Qué te ocurre? (le pregunta Belén).

-Alguien ha  echado por debajo de la puerta, esto.

Y les da un sobre,

Mario abre el sobre, y por su expresión Belén se da cuenta que algo sucede.

-¿No sabes quien ha dejado esto?.

-Lo siento, cuando me asome no había nadie.

-Gracias Julisa, te puedes marchar.

Cuando quedan solo, Mario vuelve abrir el sobre, y le extiende a Belén el contenido de este.

-Imposible como va a ser el.

Cuando mira a Mario lo ve triste, para el eso ha sido un mazazo, pero lo pone bien claro, sobre la imagen, este es la bata blanca.

Belén se acerca, le pregunta:

-¿crees que ha sido el?

-No creo es imposible. Voy a llamar a Pedro.

Vuelve a los cinco minutos.

-Pedro dice, que no sabe donde esta, que el no tiene ninguna noticias, que el no sabe nada de su traslado.

Belén lo abraza, es lo que más necesita en ese momento, saber que no esta solo. El la mira, ella le ofrece sus labios, con dulzura los besa, la abraza con fuerza. La mira, y una sonrisa se dibuja en los labios de ella, lo toma de la mano, picaramente lo esta excitando, y cuando se da cuenta, ella en su cuerpo esta mandando, no sabe como, pero lo ha desnudado, lo empuja hacia la cama, mientras ella se esta desnudando, contonea su cuerpo, con delicadeza su ropa se esta quitando, desnuda completa, se tiende a su lado. El nada niega, esclavo se ha vuelto de ella, recorre con sus labios, todo su cuerpo, ya no puede más,  la coge con dulzura, y ahora es el….quien a su cuerpo esta excitando. Ella se retuerce de placer, e intenta pararlo, pero Mario se niega, una y otra vez. Ella le suplica, que la haga suya, que no puede esperar……….y en ese momento, Mario la hace suya, a los ojos la esta mirando, y un TE QUIERO,  ha susurrado, ve como ella se estremece, busca su boca, para que el grito del placer no escape……………………

La tiene entre sus brazos, le acaricia el pelo, ella lo mira.

-Mario, creo que una de las claves, es Miguel, ¿pero donde esta?.

-Ahora mismo, Álvaro encabeza mi lista de sospechosos.

Van transcurriendo los días, Belén no le ha dicho nada a Mario, pero ella su trabajo esta haciendo, mejor sola, menos sospechas.

-señorita, por favor puede venir a mi despacho.

Es el director del hospital, no le gusta, pero tiene que ir, entra y se sienta en una silla, frente aquel menudo hombre, que no le inspira nada de confianza.

-Quería saber, ¿esta contenta?,

-si muy contenta.

-¿Esto se debe al trabajo que desempeña?, o ¿al licenciado Mario?.

-Usted me ha preguntado que si estoy contenta, le respondo que si, que estoy contenta con mi trabajo, lo que haga fuera de el, a nadie le interesa.

Sonríe sarcásticamente, pues es lo que se merece Don Hugo.

-Me ha dicho que se ha interesado por el paradero de Miguel, me preocupa tener entre mi personal a  alguien tan descarada como usted. Tal vez le busque nuevo destino.

Belén lo mira se levanta, y se marcha. Mira el reloj es la hora de irse. Ha quedado con Mario en la puerta, cuando se encuentra con él, le cuenta lo sucedido. Su reacción no se la esperaba, se da media vuelta, y se dirige al despacho del director, abre la puerta sin llamar, y la imagen que ve, lo hace pararse, ve al director desnudo, esta en la camilla de reconocimiento, ¿a quien tiene debajo?, no logra verla, cuando el grito de el es muy claro.

-¡FUERA!.

Cierra la puerta, Belén lo espera al final del pasillo, por la expresión que trae se da cuenta que algo ha sucedido.

Se montan en el coche, pero no van dirección a casa, Mario va callado, Belén no sabe que ha sucedido, pero se da cuenta que se dirigen al hospital Central, cuando llegan se dirigen al despacho de Álvaro, una enfermera intenta pararlo, pero el estado de nerviosismo de Mario es tal, que no puede. Abre la puerta, y Álvaro se da cuenta de que algo sucede. Les dice que se siente, Mario cuenta lo sucedido, se da cuenta que su amigo no se sorprende.

-Bueno esto adelanta acontecimiento, en primer lugar, os trasladáis aquí, no al hospital, porque si he de ser sincero, Hugo tiene mucho apoyo de las autoridades, y tiene más mano que yo ante la sanidad boliviana, pero hay un sitio en el que quien manda soy yo, y ahí entra quien diga yo, por lo tanto te contrato a ti y a Belén para la Residencia. Espero Belén que encontremos a la pequeña de Mario, y por favor se que eres una de las mejores policía científica de nuestro país desempeña bien tu trabajo, tenemos que poner al descubierto esta red de trafico de bebes, hasta que no se descubra todo, no conseguiremos que las niñas sigan siendo niñas.

Mario y Belén se miran, como sabe quien es ella.

-Llevo años luchando porque me mandaran ayuda profesional, te han enviado a ti, porque así lo solicite yo, mi hermana, el día que la vistes en el hospital, fue tanta su alegría, que te siguió la pista. Cuando sucedió lo de Mireya, se dio cuenta que debías de reencontrarte con esta bella señorita, movió hilos, consiguió verte sonreír de nuevo y complacerme también a mi, consiguiendo lo que tanto he pedido, ayuda policial.

-Dale las gracias a Ana, y si aceptamos tu oferta, nos trasladamos, tenemos un problema, Julisa.

Ve como Álvaro sonríe, descuelga el teléfono y dice:

-Ya puedes entrar.

Y en ese momento se abre la puerta y entra Julisa.

-Os presento a mi mujer, nadie sabe que estamos casados, y nadie lo podrá saber, todo el mundo piensa, que es mi amante, pero no, es mi maravillosa mujer, por la que empecé  esta dura batalla, su hija, su hermana.

-Gracias, por ayudarnos, a los dos.

Han pasado cuatro meses desde que colaboran en la residencia, Mario esta en el quirófano, cuando ve Álvaro, sabe que algo sucede, pues no es normal verle por los quirófanos, termina la operación, y sale al encuentro de su amigo.

-¿Qué sucede?.

Pregunta, teniendo a Belén a su lado.

-Necesito que vengáis, no se como pero una ladera entera se ha desplomado sobre un poblado, Julisa esta allí.

Cuando llegan, ven como la gente escarba con las manos, sin control. Mario da una voz.

-Escúchame por favor, he venido a ayudarles, quiero silencio ante todo, si alguien esta atrapado, intentaran pedir ayuda, un ruido, una voz. Donde crean ustedes que había antes una casa, por favor escuchen si sala algún ruido, si lo oyen no actúen, dígamelo a mi. Álvaro ¿y los bomberos? ¿Por qué no han llegado?.

-Julisa había venido, por que una pequeña había decidido contarle todo lo sucedido, hace unos días había dado a luz, ¿dónde esta su bebe? No lo sabemos, pero ella logro escapar, y ponerse en contacto con mi mujer, quería contarle todo. Los bomberos no vendrán Mario, nunca vienen.

Mario coge su teléfono, no hay cobertura, tiene que subir mas alto, tras varios intentos, por fin tiene cobertura, ha decido llamar a Juan, pues sabe que además de médicos voluntarios, existe un grupo de bomberos españoles, que se encuentran cerca de allí.

Habla con Juan le cuenta todo lo sucedido, le promete ayudarlo. No ha pasado ni cuarenta y cinco minutos, cuando llegan al poblado los bomberos, Mario cuando los ve llegar sonríe.

-Gracias por venir…….

-No, Mario gracias a ti por avisarnos.

No puede ser, es Sofía, la hija pequeña de Juan, ahora se acuerda, que se marcho de voluntaria.

-Sofía.

La coge entre sus brazos, Belén se da cuenta, que esa chica es importante para él. Se la presenta, le presenta a Álvaro, a quien le dice.

-No te preocupes, la encontraremos.

Han aconsejado a Álvaro y a Belén, que se queden en la carpa que han montado, será como un pequeño hospital, ya hay médicos, enfermeras, todos voluntarios españoles, a los que Sofía ha movilizado. 

Entra Sofía, trae a una pequeña entre sus brazos, se la entrega a una de las enfermeras, cuando oye a sus espaldas:

-Sofía date prisa, es Mario……

Belén al escuchar estas palabras sale corriendo, seguida por Álvaro, llegan al lugar, Sofía se levanta del suelo, esta llorando, Belén se la acerca.

-Sofía ¿Qué sucede? ¿y Mario?.

-Entro, escucho la voz de la esposa de Álvaro, no habían apuntalado el túnel por donde entro, cuando todo se vino abajo, al ser la parte alta de la montaña, el terreno es más traicionero.

Un ruido les hace mirar a Belén, es su teléfono, alguien esta intentando ponerse en contacto. Es Mario, Belén grita. 

-Buscarlo, Mario esta atrapado, pero esta vivo.

Han pasado cuatro horas, cuando llegan por fin al lugar donde Mario esta, junto a el, se encuentra Julisa, que tiene mucha sangre, pero no es suya entre sus brazos, tiene a una pequeña de unos catorce años, quien esta inerte, la sacan, y Álvaro, coge entre sus brazos a su diminuta mujer, la lleva al pequeño Hospital de campaña, un reconocimiento rápido, solo tiene un brazo roto y una gran brecha en la cabeza.

En esos momentos entra Mario, su aspecto no es muy bueno, pero esta vivo, lo meten en quirófano.

Cuando Mario abre los ojos, esta en el Hospital, ve en el sillón a Belén, esta dormida, se la ve cansada. Belén abre los ojos, y sonríe feliz, al ver que por fin esta despierto.

-¿Cómo estas?.

Mario se encuentra muy cansado, pero no se lo dice.

-Muy bien.

Entra Álvaro, Julisa y Sofía, quien al verlo despierto le abraza.

-Que susto me distes, por un momento creí que te habías ido.

-Pues no aquí sigo, ya sabes lo que dice tu padre, que soy libre como el viento (le guiña un ojo a Belén), y fuerte como el más temido león.

Al intentar incorporarse, un fuerte dolor le hace desistir de su intención, entonces pregunta:

-¿Por qué tengo tanto dolor?.

-La cicatriz que tenias, se te abrió, quizás hiciste demasiado esfuerzo, cuando conseguiste que el techo donde estabais no se viniera a bajo.

Le contesta Álvaro. Mario miro con cariño a Julisa y le pregunta.

-¿te dijo algo la pequeña?.

Nadie se  lo había comentado, pues Julisa estaba muy afectada.

-Si, me dijo que había bebes, que le dejaron ver a  su bebe, pero no se lo dejaron coger, que había una hermosa señora, que hablaba español, y me dijo que tenía entre sus brazos una hermosa niña, que según ella, su piel no era como la de los bebes de aquí, su piel era rosada.

Mario sonríe, seguro que era su bebe, pero como llegaría hasta ella. Es Sofía la que se da cuenta que algo tienen que hacer, en cualquier momento pueden darla en adopción.

-Me marcho, luego vuelvo.

Álvaro le aconseja que tiene que tener mucho reposo, para que cicatrice bien, pues si no corren el riesgo que se vuelva a abrir.

Pasa casi un mes hasta que Sofía vuelve a aparecer, sonríe. Mario esta casi recuperado. En la habitación esta solo Belén.

-Traigo las mejores noticias del mundo, la niña la semana que viene la adoptan.

Mario y Belén se quedan blancos.

-Sofía te has vuelto loca, si la adoptan no la podré recuperar, se llevaran a mi hija sabe Dios donde la llevaran.

-La llevaran a España, la adopta mi hermano, le ha costado ocho millones, pero lo que no hemos podido averiguar es quien esta detrás de esto.

Belén, mira preocupada a Sofía, y le dice:

-¿tu hermano sabe que el trafico de niños es un delito?.

-No os preocupéis, los ocho millones proceden del gobierno español, mi hermano y su mujer solo son los actores, la niña se la entregaran en Madrid.

Suena el teléfono de Belén, quien sale de la habitación.

Cuando entra, Mario se da cuenta que algo sucede.

-¿Qué ocurre?.

-Me tengo que quedar, tu te iras pasado mañana.

Todo ello ha precipitado el alta de Mario, Belén le esta ayudando a hacer las maletas, cuando el la rodea con sus brazos.

-Mario no puedes hacer esfuerzos, todavía tienes que tener reposo.

No la escucha, el sabe lo que le gusta, lo que la vuelve loca, no puede más, ya la tiene rendida entre sus brazos. Cuando terminan, Mario la coge de la mano, entran en el cuarto de baño, abre la ducha y la empuja dentro, comienza nuevamente a amarla, tiene miedo de perderla nuevamente, le da la vuelta, sus labios recorren su espalda, ella no puede más, cuando llega a sus muslo, siente algo que jamás había sentido, se abre, no es dueña de su cuerpo, aquello es algo nuevo para ella, el placer es inmenso.

Cuando están en el aeropuerto, Mario la abraza, y le susurra al oído, cuanto la quiere, ella lo abraza fuertemente, no la ve pero esta llorando, ahora queda sola, ante el peligro, ante traficantes no de drogas, sino de niños, un trafico………que ella pretende dejar al descubierto.

Belén ve con tristeza como despega el avión, se limpia las lagrimas que en silencio de sus ojos han escapado.

Álvaro y Julisa la están esperando, cuando se encuentran con ellos, la mujer le acaricia la cara, y con una sonrisa en sus labios le dice:

-gracias pequeña, se que esto es duro, pero si logras destapar todo lo que hay oculto, salvaras muchas vidas, y mi pueblo te lo agradecerá.

Belén sonríe, pero cuando mira dulcemente a la pareja, ve que algo sucede, sus rostros están tensos, y por primera vez, ve el rostro de Álvaro con miedo.

-¿Qué sucede?.

Viendo que no le responden dirige su mirada hacia donde ellos la tienen clavada.

Ve a un hombre bien vestido, extranjero, acompañado por otros dos, que a juzgar por sus rasgos son bolivianos.

Álvaro la coge de la mano, y con la otra agarra fuertemente a su mujer, se dirigen fuera de la estación, es entonces cuando el hombre comienza a hablar:

-Ellos son parte de la red del trafico de niños, lo descubrimos hace tiempo, pero no hemos podido investigar más lejos.

-¿Por qué sabiendo quienes son no lo habéis denunciado?.

Entonces Julisa que había permanecido callada, comento:

-El extranjero, era un señor que vino con una ONG, supuestamente para ayudarnos, creemos que es la bata blanca que denuncian las niñas. Los bolivianos, eran gente humilde de mi poblado, de buenas familias, pero el dinero los cegó, y no les importa estar haciendo daño, a gente por la que corre…………su misma sangre, esos dos……………..son mis hermanos.

Ve como Julisa llora desconsolada, la abraza e intenta consolar, se imagina lo duro que debe ser para ella, cuando la oye proseguir:

– Un día, que fui a visitar a mi cuñada, la mujer del más pequeño, me dijo, que el español había estado como escondido en su casa. Pero no sabia nada de el. Solamente le oyó preguntar, que cuando salía su maldito avión, y que su marido le tenia no respeto, sino miedo.

Suben al coche que han alquilado y esperan pacientes quien viene en el avión que espera, su espera da resultado, ven salir a los tres hombres, acompañados por Hugo, el director del hospital donde trabajaba Mario desde su llegada a Bolivia.

Belén comprendía ahora muchas cosas, muchas preguntas sin respuesta.

Hace tres semanas que Mario se marcho, no saben nada de el, ella lo echa tanto de menos……………que una lagrima por sus mejillas comienza a resbalar. Sabe por compañeros que le entregaron a la niña, pero quien hizo la entrega, era una mujer boliviana, que al verse rodeada de policía pido que la mataran, que no la hicieran hablar. Se la llevaron, la pobre mujer, dijo que la habían obligado a viajar junto a un señor, que llevaba en brazos a un bebe, se hizo pasar por la mama del bebe y esposa del hombre que por su acento era español, le dijeron que si hablaba perdería a su familia, la pobre mujer decía que no podía hablar.

Mario, disfruta de su pequeña, pero echa de menos a Belén, ha decidido que desde España intentara averiguar algo.

Viste a la pequeña  y la pone con dulzura en su carrito, sale a la calle y al doblar una esquina ve a Miguel, cuando va a acelerar el paso para saludarle, el aún no lo ha visto, cuando al ver a Laura, la mujer de Pedro, besarlo se para en seco.

¿Qué hace Miguel con Laura?, en ese momento se da cuenta que Laura no venia sola, la acompañaba……………¡oh Dios!, la mujer que le había entregado a su pequeña.

Encamina sus pasos hacía su casa, había descubierto algo grande, pero no sabía cómo actuar.

Tras varios intento, por fin le cogen el teléfono:

-Álvaro, soy Mario, ¿está contigo Belén?.

-Sí, ¿qué tal estas?, hoy hemos descubierto que Hugo está implicado en lo de los secuestros, te paso con Belén.

-Por fin, ¿qué tal estas?……………

No la dejo seguir, la corto, no podía esperar……………

-Óyeme lo que te voy a decir, Miguel y Laura son los enlaces en España de los secuestros, ¿qué hago?.

-Tranquilízate, y cuéntame cómo lo has descubierto.

Se lo resumió lo más rápido que pudo, le dijo que no hiciera nada, que ella lo haría todo.

Había transcurrido dos meses, desde que todo se descubrió, gracias a la ayuda del gobierno boliviano, todo se resolvió con rapidez.

Y en España, el representante de la ONG, Pedro, no daba crédito a lo sucedido, su esposa, su amigo Miguel, colaboro en todo, como lo que era una gran persona.

Mario tenía a su pequeña entre sus brazos, cuando por fin por la puerta de salida, la vio, estaba aún más guapa.

Se fundieron en un gran abrazo, se besaron con pasión, Belén toma a la pequeña en brazos, y marchan del aeropuerto como una familia.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en marzo 23, 2011 en LIBROS

 

Una respuesta a “TRAFICO AL DESCUBIERTO

  1. Rosario

    marzo 29, 2011 at 11:51 am

    Me gusta mucho lo ke escribes,animo paisana sigue haciendolo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: