RSS

BRINDIS DE AGRADECIMIENTOS.

16 Mar

                         

Hoy por hoy, son mi vida, maldita enfermedad la mía, sin ellos estaría perdida, pero ahí los tengo día a día, sabiendo que ellos me vigilan, vigilan mis pasos, para evitar una caída, ante la duda ya tengo su mano en la mía, me hacen saber a cada momento que no estoy sola, que ellos viven conmigo y aquí están para luchar juntos, pues la unión hace la fuerza, fuerza que me disteis desde el primer momento, diagnostico “Parkinson”, me encontré perdida, pero no, no estaba sola, que suerte la mía, encontré todo vuestro apoyo, todo vuestro cariño.
El agarró mi mano, miró mis ojos, seco una lagrima que por mi mejilla descendía, que duro diagnostico cuando treinta años aún no tenía, mi pequeña tenía tres meses, el se hizo el fuerte, pero yo sabia que le dolía tanto el diagnostico y por dentro el sufría, él estaba junto a mí, mi esposo, mi mayor apoyo, en aquellos momento. Habíamos conseguido afianzar nuestra unión, con la llegada de una niña, que la felicidad plena creíamos haber conseguido los dos, pero el mazazo fue tremendo, tras él diagnóstico………..todo cambio.
Cuando en brazos por fin puede coger a mi hija, mil dudas inundaron mi mente, mil miedos surgieron, la agarre con fuerzas, temblando de pánico, me miro con su carita pequeña, y se fueron todos mis temores, me transmitía sus fuerzas como si su ayuda ofrecerme quisiera, pero era mi bebe, mi pequeña, si pequeña, pero cuando la miraba parecía decirme que no adelantara acontecimiento, que disfrutaríamos juntas, que viviríamos el momento.
Y así ha sido, de ellos dependo, mis cuidadores, mi querido Javier, que todo calla, que su mano tendida siempre encontrare, mi fiel compañero, mi marido, con el que he compartido dieciocho años de vida laboral, pero llego mi jubilación, tras trabajar al cien por cien, parkinson se hizo notar, y los médicos dijeron que ya esta bien, que descansar debía, que disfrutara de la vida, pero que difícil fue………..estar sin ver a Javier en todo el día, pero a todo te acostumbras, me di cuenta………de que la vida sigue, que debo disfrutar de aquello que antes no hacia, de mi hija, de mi hogar, de mi familia, de mis amigas, y por supuesto de mi querido compañero, que dejo de ser compañero de trabajo, para convertirse en lo que era y en eso creo que nunca cambiara, el mejor esposo, el mejor cuidador que alguien pueda soñar, nunca tendré palabras para decirle……………que gracias por las fuerzas que me trasmites a diario, seré tu compañera, te prometo que seguiré por mucho tiempo a tu lado luchando, para recibir tu cariño y todo tu cuidado, eres mi alma gemela, la que un día sin buscar, encontré, sin ti la lucha sería diferente, pues eres el me tranquiliza cuando el maldito ocupa me debilita, me bloquea, me impide moverme, gracias Dios mío por ponerle en mi camino.
No hago planes de futuro, vivo la vida según me va viniendo, pues el Parkinson jode, pero no mata, pero para que hacer planes, y perder el tiempo, ya no por tener esta enfermedad, si no hace tiempo, por algo que no viene a cuento, me di cuenta, que el que no disfruta en vida, no disfrutara una vez muerto, pues la vida se puede ir en cualquier momento.
Te toco a ti, mi bebe cuando me lo diagnosticaron, por ti también ha pasado el tiempo, ahora eres una adolescente, un ejemplo a seguir, que estas a mi lado, que ante la adversidad me haces reír, no te gusta verme triste, tienes un don, eres un ángel, eres mi vida, la que un día sus fuerzas me transmitió. Gracias Beatriz, te debo tanto a ti, que no tengo palabras, para decirte que sin ti, todo hubiera sido diferente, hubiera seguido adelante, pues tu padre así me lo habría exigido, pero tú, fuiste el empujón, para no rendirme, quería verte crecer. Pedirte perdón quisiera, por haber sido una madre diferente, porque está maldita enfermedad nuestros planes rompiera, pero tengo tantas fuerzas, fuerzas que me transmitís vosotros, los dos, papa y tú, que creo que el milagro existirá, que tarde o temprano ha de llegar, la ciencia avanza, igual que la enfermedad, pero quien sabe lo que descubrirán, oh perdona otra vez soñando en alto, pero sé que este sueño algún día se hará realidad, yo estaré aquí, para que juntos podamos brindar, por el hallazgo de alguien que al maldito ocupa le pare los pies, os prometo que a ese día llegare.
Ellos están en la distancia, distancia que rompieron hace ya tiempo, cada día me hacen saber que hay los tengo, que los kilómetros han desaparecido, que cuando los necesiten, aquí están al momento, gracias queridos padres, sé que sufrís muchísimo en silencio, igual que ellos mis hermanos y sobrinos, no os preocupéis, estoy bien aquí, gracias por darme ánimos, por transmitirme las fuerzas, las esperanza, y el cariño que me dais aún estando en la distancia.
A ti hermana sevillana, mi gran amiga, mi querida Macarena, que sin tener el mismo gen, tu familia has hecho mía, sé que te tengo dándome fuerzas y haciéndome saber que esta lucha también es tuya, sé que te duele cuando ayudar quisieras, pero esta enfermedad es jodida, y ante el bloqueo, solo existe tranquilidad y tiempo, paciencia para que pase, cuanto antes, eso sí, que mal me siento en esos momentos, pero gracias mil gracias te doy a ti, a Carlos y a mis niños, por hacerme saber que hay estáis en cualquier momento.
Cuando Javier y Beatriz marchan cada mañana, uno a su trabajo y ella a seguir aprendiendo, quien sabe lo que el futuro le guarda, marchan tranquilos, no me dejan sola, por eso también a ti, que a diario me acompañas, te doy las gracias, que en tu nombre llevas puesto.
Mi marido, desde el primer momento, busco el mejor neurólogo que me pudiera atender, no importaba el dinero, y al final lo encontró, me hizo ver que el destino me tenía guardado una grata sorpresa, en la Seguridad Social mí ángel de la guarda encontré, vestido con una bata blanca, que me da fuerza y esperanza para que no arroje la toalla, él es mi neurólogo, gracias Pablo por hacerme ver, que soy joven, que el milagro para mi puede llegar.
Y por último al personal que un día encontré, al cruzar las puertas de la asociación……..descubrí un mundo especial, por ello a vosotros en mi brindis no puedo olvidar.
Hago un brindis por todos ustedes, de cariño y agradecimiento eterno, gracias cuidadores, por haber hecho mi lucha algo vuestro. Sois importantes en mi vida, quería que lo supierais con este brindis al viento, que se lleva las palabras, pero no mi agradecimiento.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 16, 2011 en BLOG

 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: